Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

QUINTA ESQUINA

Agustín Garijo: «Las máquinas al final se arreglan; el sector agrario sí está averiado»

Corre tanta tierra por sus arterias, como vocación docente despliega después de tres décadas de ejercicio en la antigua escuela de capacitación de Almazán, donde entró de alumno y sigue de profesor.

P. PEREZ SOLER
08/02/2019

 

Pregunta.– ¿Qué hay más en usted, forestal o agrario?

Respuesta.– No los sé... En el sector forestal llevo 30 años en la docencia (Centro de Formación Profesional Almazán), y en el campo, toda mi vida. Hijo de agricultor. Es complicado elegir, quizá más agrícola.

P.– Nacido en Escobosa de Almazán ¿qué aprendió en su pueblo que no le enseñaran las aulas?

R.– Soy del medio rural total, del pueblo más bonito de Soria. Y el de mi madre, Valvenedizo... Son cosas complementarias, más práctica en el campo; más teoría en las aulas.

P.– La vocación que no le han cambiado sus 30 años de docente.

R.– La docencia, no es que no haya cambiado, es que ha ido a más y mejor.

P.– Esto de la Mecánica, ¿a qué enseña?

R.– Funcionamiento y manejo de máquinas, a conocer bien una máquina, que el alumno sepa enfrentarse a una avería... A esas cosas.

P.– ¿Qué está más averiado en el campo?

R.– El sector en general, como todo el primario. Las máquinas al final se arreglan, se compran, pero el sector sí está averiado. A nivel de costes, de gastos...

P.– ¿Qué engrase necesitaría?

R.– Según está el mercado, complicado. Precios, oferta, demanda... Pasa en todo el primario, pero el sector agrario está complicado.

P.– ¿Qué espíritu combativo echa de menos en el medio siglo?

R.– Quizá a nivel de emprendedor. A los 20 años quieres hacer muchas cosas; luego todo se tranquiliza.

P.– Sea crítico, ¿qué malas hierbas hay en el campo?

R.– Las malas hierbas son las políticas. Es lo que decimos todos.

P.– ¿En su casa querían que estudiara o fuera agricultor?

R.– Que estudiara. (Hizo las dos cosas). Los padres siempre quieren que los hijos estudien. Que después se quedan en el campo, fenomenal

P.– ¿Qué hacemos con la tierra que hay en la provincia, labrarla, plantío o dejarla en barbecho?

R.– En Soria hay mucha tierra productiva, pero habrá que seguir sembrándola, buscar alternativas, que ya se buscan... Pero la tierra que no es rentable, la tendencia es dejarla en valdío, que llamamos. Otros usos, ya sean forestales o lo que depare el futuro. Un futuro más tirando a verde... en un futuro lejano.

P.– La contribución de la escuela en la que trabaja a estas batallas en que se encuentra Soria.

R.– A nivel docente se puede contribuir poco. Puedes transmitir lo que es el medio rural y en nuestro caso lo que es el monte, cómo se vive, cómo se trabaja...

P.– Usted que enseña como vivir del medio rural, ¿cómo se vive en el medio rural?

R.– Fenomenal. Yo viviría en el medio rural; vivo en la capital por la familia y eso es incompatible.

P.– ¿Qué ha cambiado desde que su padre le llevaba a faenar al campo?

R.– Todo. La mentalidad del agricultor, la estructura de la explotación, la forma de trabajar. (¿Usted?). Poco porque mi explotación es pequeña y me he dedicado más a la docencia que a la agricultura.

P.– ¿Qué apoyos necesita el campo que no sea una política de subvenciones?

R.– Principalmente formar a verdaderos empresarios. En el campo falta mentalidad empresarial, a nivel contable, de estructura, de inversiones...

P.– ¿Por qué se queja tanto el agro?

R.– Creo que se quejan mucho todos los sectores. Todos, con razón o sin ella, pero todos.

P.– ¿Más profesional del campo o de la docencia?

R.– Mira, cuando llego con el coche a la escuela, soy cien por cien docente; cuando entro el pueblo, soy cien por cien agricultor.

P.– ¿Cómo ve como ciudadano el neorruralismo que se fomenta ahora contra la despoblación?

R.– Es muy fácil venderlo, pero muy muy complicado llevarlo a la práctica. Es más fácil con las cabeceras de comarca y además es mejor para el futuro.

P.– Se le van a echar encima en su pueblo.

R.– Es que a mi pueblo no va a llegar ninguna fábrica. Es imposible e inviable apoyar todo en todos los pueblos.

P.– Cuando sus hijos le pregunten por la verdad del campo y los montes... ¿qué les contará?

R.– Que se vive muy bien. Pero hay que saber vivir en un pueblo. Saber que vas a estar solo mucho tiempo, no echar de menos tomar una cañas... Y en el monte, que es duro. Más que trabajar en el campo. En el monte hay mucho trabajo manual, queda mucho. Son trabajos duros y es más duro de lo que se piensa.

 

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria