Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

DE FIESTA EN FIESTA

Las ánimas de Soria

La provincia de Soria, conocida mundialmente por las leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer, nos ofrece un completo programa festivo alrededor de las Ánimas. Se aglutina bajo la marca «El Festival de las Ánimas» desarrollado por La Asociación Cultural Amigos de las Ánimas con la colaboración del Ayuntamiento de la capital y la Diputación Provincial. Un magnífico ejemplo de patrimonio inmateria

JOSÉ LUIS ALONSO PONGA
29/10/2018

 

El Festival de las Ánimas comienza a finales de octubre con un particular homenaje a Gustavo Adolfo Bécquer. Consta de un concurso de relatos cortos de terror, y lecturas de narraciones de pavor en las ruinas de S. Nicolás. Son las veladas de la Noche de Ánimas, que nacieron en 1986 de la mano de D. Ernesto López Gavira quien, juntamente con los alumnos de la Escuela de Adultos de Soria, organizó una actividad extraescolar seguida desde sus inicios con gran interés por la población. El día 31, desde el rincón de Bécquer, según me informa Nano López Escudero, comienza un paseo nocturno, una procesión cívica, podríamos decir, con música, estandartes y pirotecnia a la que acompaña numeroso público hasta el río. A los pies del Monte de la Ánimas, un profesional de los medios de comunicación o del teatro recita la leyenda homónima del poeta romántico. Los organizadores vestidos con túnicas, capucha calada y antorchas en las manos hacen la guardia de honor al rapsoda. A continuación, algunos atrevidos se lanzan a atravesar descalzos la alfombra de brasas que quedan cuando se apagan las llamas. Es una trasposición del paso del fuego en San Pedro Manrique, aunque no son parangonables y deben ser interpretadas en claves distintas. La velada termina con un espectáculo pirotécnico. El ciclo capitalino se completa con la «Carrera de las Ánimas» que se celebra el siguiente fin de semana. Pero la de Soria es sólo la celebración más famosa, y un ejemplo para otros pueblos de la Provincia, que han recuperado tradiciones o creado otras nuevas. Garray celebra un moderno Samaín. El Samaín es la considerada como fiesta de los difuntos en la cultura celta. Fue tan importante en la Edad Media que, según algunas teorías, nuestra solemnidad del uno de Noviembre, se debe al traslado ordenado por el Papa Gregorio III, en el s. VIII, de otra que se celebraba en Mayo, con la intención de cristianizar la fiesta pagana. Los países de fuerte celtización como Irlanda y Escocia, que la honraban como fiesta de la cosecha y homenaje a los héroes difuntos, la introdujeron en Estados Unidos dando origen al Halloween. Desde hace más de una década se ha recuperado en los países mediterráneos un cierto tipo de Samaín que no es exactamente Halloween sino una especie de pre-Halloween. Con ello se quiere demostrar que la fiesta americana que se está imponiendo en Europa no sólo no es de allende el Atlántico, sino una evolución y degradación de la auténtica fiesta celta.

Las recreaciones de las fiestas celtas se hacen a veces basadas en estudios serios, pero generalmente son reinterpretaciones de mitos surgidos en el romanticismo. Garray ha conseguido poner en valor la suya, en la que aparecen varios elementos que tienden a reforzar el papel de la Numancia celtíbera, la que plantó cara a los romanos, como modelo de lucha y resistencia ante las injusticias. La reivindicación actual de Numancia tiene un fuerte sentido de refuerzo de identidad soriana. Comienza cuando, en un sugestivo silencio nocturno, una gaita escocesa arranca con el «Amazing Grace» que suena como un himno que homenajea a los guerreros celtíberos caídos en la lucha. A continuación, tiene lugar un desfile de antorchas que parte de Garray y llega hasta el bosque de los Héroes, con el que la villa homenajea a los antepasados numantinos. Garray se convierte en la continuación de Numancia, y sus habitantes, desde el punto de vista simbólico, en los héroes que quieren combatir el imperialismo de la despoblación, más fuerte y peligroso que los cercos romanos.

Ágreda vuelve la vista a su pasado tolerante, a la época en la que convivían diferentes culturas y religiones, para organizar sus magníficos actos culturales entorno a la muerte en las tres culturas de «El Libro» (judíos, cristianos y musulmanes). El día 31 de Octubre a las 22:30 horas, según me informa Rafael Santa Clotilde, parte un cortejo desde el Ayuntamiento en el que participan ocho Ánimas de las que llaman «Estantigua», un nombre muy común en el folklore gallego, y que significaría «la Hueste Antigua» El nombre proviene de una creencia alto medieval en la que los campesinos pretendían ver, por estas fechas, cabalgadas nocturnas de guerreros muertos en las batallas. Recorren la iglesia de Nuestra Señora de la Peña donde se explican los rituales de la muerte en el cristianismo, sirviéndose de una canción tradicional que se conoce como el «Rompe, rompe». Es una composición del s. XIX difundida con Las Misiones, y que se encuentra en muchos de los libros que los misioneros del Corazón de María, de los Jesuitas y de los Franciscanos, entre otros, llevaron a los pueblos. Por eso encontramos, en el mundo rural y en algunas villas, ejemplares impresos con ésta y otras canciones, que los devotos copiaron en cuadernillos caseros y muchos de privilegiada memoria aprendieron y repetían continuamente, porque generalmente estas oraciones/canciones llevaban aparejadas cierto número de indulgencias para los devotos. El modo de expansión explica que sea un texto extendido por toda España y que, tanto la letra como la música, no tenga grandes variantes. En los últimos años se ha recuperado como «tradición» típica de varios pueblos. En Ágreda tiene pleno sentido, como un acto más, de la celebración de los espectáculos alrededor de las Ánimas, y es el eslabón que une, con garantías de seriedad, la moderna representación con el pasado de la celebración religiosa de las cofradías. El texto comienza: «Rompe, rompe mis cadenas, alcanzadme libertad, cuan terribles son mis penas, piedad, cristianos piedad». Antes del Concilio Vaticano II, cuando estaba muy en boga el miedo al Purgatorio, los misioneros se aprovechaban del pavor que habían metido en el pueblo para reconducirles a «su camino», por lo que compusieron canciones donde pintaban de forma vívida y terrorífica lo que esperaba a todo fiel cristiano que hubiese de purificarse en el Purgatorio antes de entrar en el Cielo. Como ejemplo tenemos esta otra cuarteta: «Una chispa que saliera/ de este fuego tenebroso/ montes y mares, furioso/ en un punto consumiera/». Agreda, al recuperar esta tradición, ha actualizado también un discurso dramático en el que el Ánima del ataúd dialoga con los cantores que representan al pueblo. El difunto pide oraciones y limosnas para salir pronto de los tormentos.

Tajueco conserva otro cántico, también del s. XIX, y muy divulgado en España por los misioneros, en el que se alude a las penas de las Ánimas. Es el denominado «¡Quién, San Jerónimo fuera», que, como el anterior, toma el nombre del primer verso «Quién san Jerónimo fuera/ para poder explicar/ lo que padecen las almas/ que en el purgatorio están!». Los lamentos de las Ánimas, como se conocen estas composiciones en otros lugares, superabundan en descripciones tétricas :»Mira que padece un alma/ más tormentos y trabajo,/más que padecían todos/ los mártires y los santos, así se expresa el ejemplar de Tajueco, que continúa en un lenguaje más cercano, directo y comprensible para el campesino: «Más que todos los cautivos/forzados y ajusticiados/más que todas las mujeres/han padecido en sus partos». En la provincia de Soria, hay otras celebraciones de Ánimas como las hogueras de San Leonardo o las representaciones de Carrascosa de la Sierra, Castilfrío, etcétera. El Festival de las Ánimas, según sus fundadores y mantenedores, sigue creciendo con el objetivo de convertirse en una referencia turística en época otoñal en Soria, sumándose a otros eventos culturales y gastronómicos ya consolidados.

 

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria