Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

QUINTA ESQUINA

Carmelo Ojuel: «Necesitas volver a tu punto de origen para reencontrarte»

Lleva sorianidad hasta en el apellido, por muchas millas que haya recorrido. Viajero sin necesidad de maletas, toca lo global para entender más lo humano, pero le es vital regresar al origen y a la aldea de su padre...

P. P. S.
15/09/2019

 

Pregunta.– ¿Qué hay de zorrero en su alma de viajero incansable?

Respuesta.– Nací en Matasejún y soy víctima del éxodo de los 60 y 70. Con dos años me marché a Calahorra y luego a Pamplona. ¿Qué hay? Quizá el alma trashumante se ha transmitido, pero bueno... mis hermanos no son así. Se puede decir que sí, de aventurero.

P.– Los viajeros se debaten en varios mundos. ¿Cuál es el suyo?

R.– Son dos mundos que se juntan. Uno es la aventura; otro, conocer personas de otros lugares. Cambia mucho la perspectiva de las relaciones personales; al final por mucho que visites, viajes, hagas turismo o tengas muchas aventuras, lo que se queda es el contacto con las personas y los valores.

P.– Le veo de pastor volviendo al pueblo.

R.– (Ríe) Por un lado te tira el volver, pero es como encerrarte en un cuarto pequeño.

P.– Su travesía a caballo por las tierras trashumantes de su padre, ¿quería decir algo al mundo o a usted mismo?

R.– Fue un reconocimiento a toda esta generación con la que ha desparecido una forma de vida. Merecían un reconocimiento.

P.– ¿Qué le estimula a la hora de viajar?

R.– Es una obligación interior, una necesidad. Ahora estoy más tranquilo, pero cuando era más joven y llevaba tres días sin hacer algo…

P.– Adrenalina no le faltará en su trabajo de bombero.

R.– Sí, pero tampoco es todos los días. Es esa necesidad de conocer cosas nuevas, tanto en actividades como en mundos distintos.

P.– Que luego comparte como conferenciante fijo en las actividades de la Asociación de Matasejún.

R.– Surgió a raíz de lo de la trashumancia: me sentía en la obligación de contar esa experiencia porque mucha gente tenía esa expectativa. Luego el año pasado hice el Atlántico y este año un viaje más corriente…

P.– Un recuerdo de infancia.

R.– Apenas tengo recuerdos porque me marché muy pequeño. Desde cuando se metió el agua, en el año 82, que pasó a recobrar vida, prácticamente he estado yendo para el verano todos los años. Al final soy un inmigrante más pero al final tus raíces están aquí.

P.– La gente se va de Soria por diversas razones, ¿cuál fue la suya?

R.– Fue por el cambio que se produjo en España y en concreto en Soria mucho más. Empezó a cambiar la economía y se crearon expectativas de salir de lo rural y las primeras iniciativas que hubo en el pueblo chocaron con que la gente se empezó a marchar. El pueblo se vació en cinco años.

P.– ¿Qué higiene mental echa de menos?

R.– Tener una visión más global de los problemas y necesidades. Nos creamos necesidades innecesarias y eso conlleva unas obligaciones y una esclavitud que no son necesarias para disfrutar de la vida. Al final, lo que te llena son las relaciones personales; lo material pasa al séptimo plano y de que tus necesidades imperiosas en el día a día se reducen lo mínimo cuando la visión se amplía.

P.– Repetimos cual mantra que se vuelve al pueblo solo en verano, ¿a qué regresa usted?

R.– Regresas a tu sitio. Es como si fuese una goma que se va estirando y cuando llega un momento pierde fuelle y regresa a su punto inicial. Es eso. Yo me considero un inmigrante y lo que necesitas es volver a tu punto de origen para reencontrarte.

P.– Desde su experiencia de viajero ¿hacia dónde circula su pueblo como tantos otros?

R.– No sé… El problema poblacional con un índice tan envejecido es complicado. Es como si tuvieras una especie en extinción, una línea de no retorno. O cambian muchísimo las cosas o la provincia se vacía en poco tiempo. Hay que dar un giro en la orientación de qué país queremos, si industrializado, masificado, donde la calidad de vida se reduce al mínimo, o uno en el que lo principal es lo humano.

P.– ¿Qué hazaña cree posible en Soria?

R.– El objetivo principal es aunar esfuerzos y potenciar lo local, dejar los individualismos. Los primeros que provocamos el éxodo de aquí somos nosotros mismos. Entonces habría que empezar por ahí. Cualquier proyecto pasa por fijar, conseguir población.

P.– Algo de lo que se queje en vano.

R.– Soy quizá demasiado perfeccionista y eso me hace ser inconformista. Me quejo de la dirección que llevamos desde que somos ricos en España… La visión global que había de la sociedad se ha individualizado y se ha centrado solo en lo económico. Eso nos ata demasiado y hace necesario retornar a una obligación al contacto con las personas. Se ha roto la cadena de esa conciencia social que hace que hoy sea más difícil de llegar a puntos en común en lo más básico.

 

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria