Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

MONTEAGUDO DE LAS VICARÍAS

Valtueña huele a lavanda

El pueblo recupera un antiguo alambique en el que se procesaba espliego para su destilación, actividad frecuente hace décadas

P. P. S.
08/08/2018

 


Posiblemente la esencia que pueda salir de este alambique no acabará nunca en un perfume de Loewe, como sucede en la cercana Guadalajara. Quizá ni llegue a estrenarse pero tampoco importa. De momento, ha dado nombre a una plaza de Valtueña, la plaza del Espliego.

La caldera de destilación luce desde el pasado fin de semana en esta población que forma parte del municipio de Monteagudo de las Vicarías. La iniciativa ha corrido tanto del Ayuntamiento como de los vecinos de Valtueña que se afanaron en los preparativos, tanto en la recuperación de las calderas en las que antiguamente se destilaba lavanda o espliego. Planta con grandes beneficios medicinales y también en perfumería.

Las calderas se encontraban inutilizadas en instalaciones municipales y se pensó en recuperarlas «aunque al principio tampoco teníamos claro cómo», apunta el concejal de Monteagudo y alcalde pedáneo de Valtueña Miguel Ángel Yubero Morales. Las dudas se disiparon pronto. Las obras de rehabilitación de la plaza que hay en torno a la iglesia de Valtueña, en la que se invirtieron algo más de 7.000 euros, dieron la idea. «Pensamos que este lugar era el indicado para mostrar las calderas que se utilizaban en la destilación» y dicho y hecho.

Los cubos se arreglaron hace unos meses. Aunque aparentemente se aprecia solo una caldera, hay dos, una sobre la otra, situadas encima de un horno y asentadas en unos soportes, según explicó el alcalde pedáneo.

Las obras en la plaza han cambiado por completo la pavimentación de la zona, donde se ha colocado una señal indicativa y este monumento en recuerdo a una actividad que, si bien no era único sustento familiar, servía de complemento a las rentas.

«La gente no tenía alambiques, pero en el pueblo sí había. Al parecer los traía un señor de fuera que contrataba con gente de aquí para que hicieran esencia de espliego y luego se la compraba», recuerda Miguel Ángel Yubero. No en vano, el espliego es una de las plantas medicinales más conocidas y utilizadas desde la antigüedad. Sus flores violetas o azuladas en forma de espigas desprenden un característico y agradable aroma. El aceite que se obtiene una vez destilada posee numerosas propiedades: resulta diurético, analgésico y relajante, además de estimular la circulación sanguínea. El proceso comienza con el llenado de agua de la caldera –una tercera parte del volumen– sobre la cual va una rejilla sobre la que se colocan las ramillas de espliego. El fuego iba calentaba el agua y «cuando hervía, el vapor caliente pasaba por el espliego que iba desprendiendo el aceite. Salía por un tubo y luego bajaba a un serpentín, que llamaban vaso florentino, donde se separaba el agua de la esencia», detalla el alcalde pedáneo.

«No es algo complicado aunque para poder hacerlo faltaría en este caso el serpentín, que no lleva», añadió. Un almuerzo puso punto final a la jornada, en la que, de forma activa, participó una veintena de personas.

 

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria