Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TRIBUNALES

Anulado el juicio por la paternidad del marido de la ‘Duquesa Roja’

El juez estima necesario demandar a la madre de Rosario Bermudo y, tras su muerte, a sus hijos

Virginia Fernández
24/01/2018

 

El magistrado-juez de Primera Instancia número 77 de Madrid ha declarado nula la vista celebrada el 20 de septiembre de 2017 en la que Rosario Bermudo solicitaba la paternidad de Leoncio González de Gregorio, marido de Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura, conocida como la ‘Duquesa Roja’. El magistrado ha reflejado en la parte dispositiva del auto que la situación se debe «retrotraer las actuaciones al momento inmediatamente anterior» a la fecha del juicio «para dar traslado de la demanda los herederos de Rosario Muñoz Centeno [madre de la demandante, Rosario Bermudo] y a los herederos no llamados de Leoncio González de Gregorio Martí a los efectos legales previstos».

Según recoge el auto, la demanda se dirigió contra los herederos de González de Gregorio y de Manuel Bermudo Alcázar, marido de Muñoz Centeno, sin que la demanda se hubiera dirigido contra ésta, madre de la demandante, «pese a no haber fallecido» en el momento en el que se inició el proceso.

Posteriormente tampoco se comunicó el fallecimiento de Rosario Muñoz Centeno, el 25 de febrero de 2015, sino transcurridos dos años y medio», recoge el escrito del juez, que también hace referencia a la existencia de una heredera de González de Gregorio «que no fue demandada». El texto podría hacer referencia a la heredera de su segunda esposa, con quien se casó en 2006, cuando ya sufría una enfermedad degenerativa llamada polineuropatía y tenía 74 años. Entonces contrajo matrimonio con Maravillas Almarza y Sainz-Pardo, una mujer a la que había contratado hacía más de 40 años para que cuidara de sus hijos al separarse de la duquesa y que, más tarde, se convirtió en su ama de llaves. Ahora, los abogados buscan a los herederos de Almarza, ya fallecida.

Por ello el abogado de Rosario Bermudo, Fernando Osuna, ya ha interpuesto una nueva demanda, en este caso contra los descendientes tanto de su madre como de su supuesto padre. «Serán parte demandada, si no hubieran interpuesto ellos la demanda, las personas a las que en ésta se atribuya la condición de progenitores y como hijo en virtud de la filiación legalmente determinada, cuando se impugne ésta. Si cualquiera de ellos hubiere fallecido, serán parte demandada sus herederos», indica el auto.

Finalmente, el escrito del juez indica que «aun cuando pudiera estimarse implícitamente impugnada la filiación que constaba en el Registro Civil y, por tanto, admitir un pronunciamiento sobre tal impugnación correlativo al correspondiente a la acción de reclamación, ello no puede realizarse sin la presencia de todos los interesados». Y es que estima que la «demanda afectaría los derechos de los herederos del fallecido padre aparente de la reclamante».

El abogado de Rosario Bermudo, Fernando Osuna, se mostró «perplejo ante tal disparate jurídico». «El juez saca un argumento que, a todas luces, choca contra todos los criterios», aseguró. Y es que, en su opinión, no cabía la denuncia a la madre de la demandante «ya que no se estaba hablando de la madre sino del padre». Por ello consideró que la decisión del magistrado «se sale de cualquier criterio jurisprudencial».

El letrado comentó que «es imposible demandar a la madre al estar ya fallecida», motivo por el cual ya se ha interpuesto una nueva denuncia «cumpliendo con lo que solicita el juez» y en la que se ha denunciado también a los seis hermanos de Bermudo. «Hemos cumplido incluso con esa exigencia que está tan fuera de lugar», comentó el abogado.

Para Osuna la decisión del juez de anular el proceso debido a la falta de inclusión en la demanda de la madre es «un criterio absurdo, surrealista» y que carece de «explicación jurídica». «Ni siquiera los hijos de Leoncio esgrimieron esa idea. Siempre se han mostrado contrarios a este proceso pero ni el fiscal ni sus hijos han apostado por esa teoría para dificultarlo», señaló. «Por eso me quedo perplejo», admitió el letrado, quien indicó que en la nueva demanda han «dado el gusto al juez porque es el que manda».

Por ello recientemente interpusieron la demanda en la que incluyeron las observaciones del magistrado, siendo una demanda que engloba a los hijos tanto de Rosario Muñoz Centeno como de Leoncio González de Gregorio y permanecen a la espera de que se abra el nuevo proceso judicial. «Lo que queda ahora es esperar a que se señale el juicio», explicó el letrado.

Tanto Osuna como Bermudo no esperaban este varapalo judicial. «Es algo que se ha estado retrasando mucho. Los hijos de Leoncio siempre estuvieron en contra del proceso y lo recurrieron todo. Y una vez que se celebró el juicio pensábamos que con las pruebas de ADNcon unos resultados del 99% no iba a haber mayores complicaciones. Pero no ha sido así», lamentó. Además, Osuna comentó que Bermudo tiene «un cabreo importante» tras conocer el auto del juez, aunque indicó que es necesario «tener paciencia».

Habrá que esperar a que el juez indique la fecha en la que se celebrará el nuevo juicio y que escuche, ahora sí, a todas las partes implicadas para decidir si finalmente considera a Rosario Bermudo hija legítima de Leoncio González de Gregorio.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria