Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SOCIEDAD

El cura soriano de Abascal: «Vox no es de extrema derecha, es de extrema necesidad»

Alfonso García, amigo personal y que casó al líder de Vox, afirma que no es el único sacerdote que piensa así; «quizás el más antiguo», matiza

FELIPE RAMOS
09/12/2018

 

«Conozco a Santiago antes incluso de que él naciera». Con esta afirmación, el cura soriano Alfonso García Bermejo deja claro los estrechos vínculos que le unen con el fundador y actual presidente de Vox, Santiago Abascal (Bilbao, 1976), la gran sorpresa en las elecciones andaluzas donde irrumpió de la nada para lograr 12 diputados en el Parlamento de Andalucía, lo que convierte a la formación de extrema derecha en la bisagra única e imprescindible para que la derecha acabe con casi 40 años de gobiernos del Partido Socialista.
Tan estrecha es su relación con el líder de Vox que este párroco nacido en Salduero, en plenos Picos de Urbión hace 59 años, «18 más que Abascal» –puntualiza–, que vive en Ágreda y oficia misa en Castilruiz y otros trece pueblos de su entorno, fue quien casó al líder de Vox el pasado 19 de junio con su actual mujer,Lidia Bedman, en San Vicente de Raspeig (Alicante), de donde és ella.
No sólo defiende el «esfuerzo, el trabajo y la personalidad» de Santiago Abascal, sino también lo que Vox, el partido creado por el hombre al que desposó recientemente, propugna. Por eso, el párroco soriano no duda en afirmar que «Vox no es de extrema derecha, es de extema necesidad».
Una afirmación que realiza a EL MUNDO DE CASTILLA Y LEÓN con absoluta serenidad y tan convencido como cuando explica: «Cuando la gente me ve por ahí con él y me dice, ‘te codeas con la extrema derecha’ yo les matizo, ‘me codeo con la derecha’». Y, de nuevo, insiste: «Vox no es un partido de extrema derecha, es un partido de extrema necesidad. Yo así lo creo».
Alfonso García aclara el porqué de esa «extrema necesidad» de Vox en la sociedad actual. Y es que, según sus palabras, hoy en día hay valores que están en riesgo o para romperse. Y aquí habla de «la unidad de España, la familia, la bandera, las tradiciones por la llegada masiva de la inmigración...».
Un sentimiento y un pensamiento que el cura de Salduero y párroco de Castilruiz deja claro no es sólo suyo en el seno de la Iglesia. «Yo no soy el único sacerdote que piensa así. Quizás soy el más antiguo y el que más conoce a la familia, pero no el único».
La relación entre la familia de Santiago Abascal, el propio presidente de Vox y Alfonso García nace en 1973 cuando conoce a su tío, «Rubén Abascal, el hermano pequeño de su padre», en el internado en el que ambos estudiaron, el colegio jesuita Nuestra Señora de la Antigua en Orduña (Vizcaya), «un colegio al que iban los hijos de las personas más ilustres de Bilbao, estaba a 40 kilómetros, y donde estudiaron gente como Sabino Arana», recuerda.
Colegio al que Santiago Abascal llegaría con 12 años. «No coincidimos porque yo me fui a Roma, pero seguí su trayectoria a través de otro amigo, Javier Aldama», relata Afonso García.
De quien sí fue compañero de pupitre en las aulas del colegio jesuita fue del tío de Abascal y, desde ese momento y a medida que van entablando amistad y se van conociendo, surge la estrecha relación con la familia Abascal. «Una familia muy luchadora, que es lo que yo admiro», destaca.
A través de su tío, del que asegura le llamó la atención «lo muy religioso, humano y agradable que era», conoce a los padres y a toda la familia de Santiago Abascal, que según relata desde la muerte de Franco fueron muy perseguidos y estuvieron en el punto de mira de ETA, que les envió incluso cartas de extorsión, «al decantarse por el PP, por amar y defender la bandera de España», resalta a la vez que recuerda cómo «les quemaron varías veces la tienda que tenían en el pueblo, donde vendían sábanas, ropa interior de mayores y mantelería de mesa camilla, y en la explotación que tenían de caballos, que alquilaban para bodas y otros eventos, los animales aparecieron en varias ocasiones con pintadas de Gora ETA, viva ETA y el símbolo de una diana».
Una familia, a decir del párraco que acaba de oficiar la boda de Santigo Abascal, «curtida, muy trabajadora, muy religiosa y perseguida tremendamente por ETA por defender lo español y la bandera».
Habla a menudo con Santiago Abascal, ya sea en persona, cuando este último va de camino a Vitoria, donde vivió el presidente de Vox hasta que se separó de su anterior pareja, o por teléfono. «Y cuando hablamos de todos los temas, de la inmigración, del respeto a la familia… podemos estar más o menos de acuerdo», indica García Bermejo, quien no duda en afirmar que lo que más le pide a «Santi» es «que insista en la defensa de los valores de la familia y de la Iglesia; que se siga pudiendo poner el belén, que se pueda celebrar la Semana Santa o que es una pena que esta ley de género sea de este modo»
En palabras del este casi confesor de Santiago Abascal, en los momentos que le deja su actividad de párroco de la localidad soriana de Castilruiz y de los pueblos de su entorno, cuando hablan «se produce un intercambio de ideas, en las que prácticamente coincidimos en lo mismo», asevera.
Coincidencia que se pone de manifiesto en el hecho que este cura de pueblo de Castilla y León, pero con una ascendencia importante ante el político de Vox, no duda en hace suylo dicho por el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, quien en su última pastoral tras las autonómicas en Andalucía se alegraba de que «esta sociedad andaluza, que muchos de dentro y de fuera desprecian o minusvaloran, haya sido capaz, de dar un vuelco de este calibre, rompiendo una inercia casi imposible de superar. De esta manera, Andalucía se sitúa como pionera de un cambio social que esperamos en la sociedad española».
Conversaciones que, afirma, hacen habitualmente. Pero también establecen relación constante a través de «enlaces de cuestiones que veo y que creo que le pueden interesar», explica. «Por ejemplo, cuando los obispos de Andalucía emiten un comunicado para orientar el voto, quizás lo tenga, pero yo se lo envío porque creo que les pueden ser útiles y él me dice que lo haga, que aunque algunas ya le llegan, que se las siga enviando», manifiesta Alfonso García, quien eso sí matiza que también le hace llegar «algunas críticas que le han hecho» y otras veces simples mensajes con «una bandera de España dándole fuerza».
Sobre su marha del PP, no hay que olvidar que Santiago Abascal fue, como antes su padre y su abuelo que fue alcalde durante la dictadura de Franco y hasta ya entrada la democracia, fue uno de los hombres fuertes del PP vasco, el párroco nacido en Salduero relata que se produjo ya estando en Madrid.
«Ahí es cuando ya empieza a virar», declara el García Bermejo a este periódico. Y lo hace, según sus explicacinoes, «porque no le gusta cómo actua en todo lo que tiene que ver con la banda ETA, además de otras cuestiones, pero sobre todo lo de ETA».
Es más, a decir deAlfonso García, Santiago Absacal discrepa con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, «al que considera demasiado blando». «Es en ese momento cuando decide irse y montar Vox». Santiago Abascal funda el partido que ahora preside y que acaba de llevar a tener representación institucional, en este caso en un parlamento autonómico que conviene no olvidar Vox apuesta por su desaparición, en 2013 junto al burgalés José Ortega Lara.
«Nadie apostaba nada por él, ni por el partido, pero ha empezado a darse a conocer», indica el y amigo y confesor de Abascal, quien vuelve a expresar la amistad que les une y les hace compartir muchos ratos, en una «relación es fluida» con el teléfono, mensajes y en persona. «Admiro su humanidad, su entrega y que se lo curra», finaliza.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria