Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TIENE TELA / ANTONIO PIEDRA

El enredo


30/10/2018

 

INIMAGINABLE para los de Castilla y León que somos serios y aristotélicos. Desde que el jueves pasado, a altas horas de la noche, rompiera el doctor Sánchez con Casado –el bacalao de Valderas contra la bella descocida de Palencia–, en la Meseta ya nada es igual. Nada. Qué sé yo. Imaginábamos una gran escena dramática entre Peribáñez y el Alcalde de Zalamea echándose en cara el uno al otro que no importa tanto «errar en lo menos» como «acertar en lo principal». ¡Que bah, ni de coña!

Al final, la ruptura de Sánchez cayó como la amenaza general que lanzó Lope de Vega en su obra Los novios de Hornachuelos: ¡«la tranca os alcanzará» a todos! Como ya nadie sabe dónde está Hornachuelos, y menos qué significa la palabra tranca –travesaño grueso y fuerte que impide entrar por una puerta o ventana a los okupas–, al día siguiente nos endosó el CIS una buena explicación en forma de cachondeo sociológico para que tomáramos nota del gran trancazo que se nos avecina.

Nos lo aclararon los demoscópicos que pagamos con datos fehacientes de simpatía en tromba. Según ellos, a Pedro Sánchez, imparable como el falcon, no hay Dios que lo gane en las próximas elecciones. Para demostrarlo, añadió Tezanos tantos puntos de honra a la encuesta a favor del PSOE –dicen que quitó algunas decimillas para no humillar al PP y a Ciudadanos–, que aquello parecía el coladero del Angelillo de mi pueblo: cuantos más tontos leíamos la encuesta, más idiotas nos volvíamos interpretando tanta objetividad. 
No hace falta ser un genio, o poseer dotes adivinatorias, para averiguar cómo será la encuesta del CIS en diciembre, dado lo inalcanzable del portento y las fechas entrañables que se avecinan para toda la cristiandad. La sencillez y el dominio magistral en las formas poéticas, se desbordará en un villancico popular para que ahorremos presupuesto y alfalfa en las cabalgatas: En esta Navidad de amor,/ Iglesias y Sánchez junticos/ te guardan el mejor turrón/ pa que troten los borriquillos.

¿Cómo lo harán sin que se note? Con más madera y más tinta de calamar para las pastelerías catalanas y televisiones mediáticas. La meta del PSOE, de Podemos e Independentistas unidos, consiste en enredar para que se hunda lo principal. Enredar significa llevar el debate político a terrenos de insignificancia: a la trifulca con Casado, a la momia de Franco, a los derechos del mantero, a diluir a Ciudadanos, a las trancas del CIS con gaseosa, y a fortalecer el independentismo frente a España.

Pero lo principal aquí y ahora es la batalla en solitario que libran españoles de a pié frente al independentismo y el populismo reductores que los políticos más trincones pretenden que paguemos y asumamos como parte de la misma realidad histórica. Tomadura de pelo, pues lo principal no ofrece dudas, y se centra en lo que es España, en el papel del Rey, en la Constitución, y en el valor de la justicia como garante de la unidad nacional. A todo lo demás se le llama enredar, trapichear, entrampar.

Digan lo que digan las voces de sirena, para estos españoles sin atributos ni presupuestos generales, lo principal se reduce a cuatro variantes de cocina sin demasiados condimentos para echar en el plato: Ciudadanos, PP, Vox, y los españoles sin partido que no cobran. Admiten dudas, claro, pero pueden intuir qué significa una vida digna, justa, y libre. Y entienden, y de qué manera, la razón que obliga al 90% de cubanos y de venezolanos a huir de las tiranías populistas que Sánchez tanto admira.

Así que cuando estas clarividentes personalidades escuchan de labios de Podemos y del PSOE que hay que moderar al PP y a Ciudadanos, flipan en colores porque hasta las ladillas se descerrajan jugando con el lenguaje. Y bueno, cuando la iniciativa del masterchef lo toma la señora Celaá tras los consejos de Ministros, entonces la prima de Gila se desmadra pues Puigdemont y Torra cobran aliento, los roedores del Kilimanjaro planifican la conquista de Ceuta y Melilla, y hasta los astronautas tienen barra libre para cotizar en Marte.

Y lo más chocante de todo ocurre cuando alguno de estos ciudadanos tan sufridos se despista y se hace la pregunta que el CIS no formulará por mucho que se lo pidamos: ¿pero de dónde nos vendrá tanto bandarra show, tanto chicle estirado, tanto chisme infuso, tanto engaño a la plancha, tanta gallina blanca en caldo, tanto lenguaje confuso, tanta grillería en tomate, tanta inmersión lingüística, tanto totalitarismo en rama, y tanto columnista inútil como el que suscribe?

¿De dónde va a venir? De Zapatero, que es de Castilla y León. Lo copió del pícaro Guzmán de Alfarache: «si quieres ser papa, estámpalo en la testa». Él lleva marcado en la frente el número de la bestia en democracia que coincide con el 666 del Apocalipsis. Él trafica con liberticidas, él se solaza con tiranos y etarras, él fabricó un PSOE populista, él pactó con independentistas, él empequeñeció a España, y él, cual abominable hombre de las nieves –ayer nevó en Valladolid–, retorna siempre como un yeti vampirizado.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria