Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Hierros Gil traslada toda su producción a Navalcaballo

Con una facturación que supera los ocho millones de euros cuenta con una plantilla de 41 empleados Queda pendiente la administración, que sigue en la N-234

IRENE LLORENTE YOLDI
16/08/2019

 

Después de más de cuarenta años trabajando en la carretera nacional N-234 Hierros Gil ya ha trasladado toda la fabricación a sus instalaciones del polígono industrial de Navalcaballo, donde aterrizó en el año 2012. Y aunque la administración sigue en la primera nave la intención a corto plazo es de llevar todo a El Berezal, donde cuenta con un espacio de 30.000 metros cuadrados. No obstante, por el momento realizan pedidos en ambas instalaciones, para facilitar un mejor servicio a sus clientes. Así lo explicó Noemí Gil, gerente de esta empresa familiar que ya ha pasado a la tercera generación. Su hermana Miriam también está al frente del negocio, encargada del departamento jurídico. Sobre el futuro de las viejas instalaciones, Noemí se reserva a la espera de una decisión empresarial firme al respecto.


El problema es que esto está generando duplicidad de costes, al mantener dos sedes abiertas, de modo que a corto plazo Navalcaballo concentrará toda la actividad para ganar en eficiencia. «Hasta el momento se atiende indistintamente en las dos naves, pero hay que dar el paso para reagrupar producción, administración y demás servicios, y la mejor opción es la de Navalcaballo, donde tenemos unas amplias instalaciones, con la última tecnología y maquinaria adaptada a las necesidades actuales del mercado y ser competentes», añadió la responsable de Hierros Gil. «Estamos supracapacitados: realizamos 300 ó 400 toneladas al mes y podríamos hacer 1.000». Recuerda que con el cambio de generación la empresa se está adaptando a la nueva situación, con una Soria que se empezaba a recuperar de la crisis económica que la ha lastrado, arrastrada por el panorama nacional desde 2008, y que ahora se encuentra de nuevo en recesión. Y es que Hierros Gil trabaja con empresas de la provincia, en el ratio de una cuota del 90%. «Las perspectivas no son buenas; nos salva la obra pública, y este año la del hospital es la que nos permitirá mantenernos», ya que tiene que suministrar más de 1.500 toneladas de ferralla. «El resto de la actividad, para asentarnos en la provincia e intentar abrir en limítrofes». Cabe mencionar que es la única empresa en Soria con centro de transformación y producción al mismo tiempo. Y es también la única de la provincia que vende directamente los residuos a fundición. A su juicio, en este año estamos entrando en otra crisis, pero esta vez en general, no directamente relacionada con la construcción, como fue la de 2008. «Los proyectos están ahí, pero la gente no los saca adelante por miedo». Con una facturación que supera los ocho millones de euros, en la actualidad la empresa cuenta con 41 trabajadores, de los que aproximadamente una quincena permanece en Soria y el resto, en Navalcaballo. Así, el 25% de la actividad de Hierros Gil sigue en la nave de la carretera nacional N-234. «Al abrir Navalcaballo en noviembre de 2012 ampliamos personal para el desguace y para la ferralla».


Desde la crisis ha aumentado la facturación y la plantilla, pero también las obligaciones burocráticas: «Por ejemplo contamos con un departamento de calidad y otro de prevención obligados por la propia normativa actual».


Las instalaciones de Navalcaballo se encuentran en una parcela de 30.000 metros cuadrados de superficie, de los que 8.000 metros cuadrados están ocupados por la nave de producción propiamente dicha, mientras que otros 15.000 metros cuadrados son para la chatarra y el desguace. Para hacer realidad este proyecto Hierros Gil invirtió 5,5 millones de euros en plena crisis económica y la sede se inauguró en noviembre de 2012 desafiando a la situación de entonces.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria