Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SOCIEDAD

Indignación ante la muerte de un gato en pleno centro por un disparo

El felino fue hallado en Fuente Cabrejas con una perdigonada y hubo que aplicarle la eutanasia

ANTONIO CARRILLO
11/01/2018

 

El caso de Duerita, la nutria que recibió un tiro de escopeta, conmocionó a la sociedad soriana. Lamentablemente, ha vuelto a pasar. En la noche del martes apareció un gato con un tiro de carabina en el pecho y como consecuencia del colapso en los pulmones tuvo que ser sacrificado por un veterinario.

En este caso, además, se añade el agravante de que el disparo se produjo en el centro de Soria. El animal pertenecía a una colonia del Casco Viejo y fue localizado en la plaza Fuente Cabrejas, a apenas dos minutos caminando de la plaza Mayor. Ayer, una concentración de repulsa en la plaza del Olivo y una respuesta notable en las redes sociales mostraron la indignación por el hecho.

El veterinario que atendió al felino, José Luis Serrano, apuntó que se trata de «un caso similar» al de Duerita por su sinsentido pero «esto ha sido un perdigón de carabina y lo otro un tiro de escopeta. Son armas diferentes» y no permiten inferir si hay uno o dos autores.

Cuando el gato, de nombre Silvestre, llegó a sus manos sobre las 23.00 horas del martes lo hizo con «un disparo de abajo a arriba. El perdigón entré entre las costillas, atravesó los pulmones y causó un colapso pulmonar». A consecuencia de las graves lesiones, de su sufrimiento y del seguro desenlace se optó por practicarle la eutanasia.

Serrano, quien también había atendido de urgencia a Duerita, lamentó profundamente que «algún desgraciado ha disparado en el centro de Soria». Respecto a la autoría, «descabezados hay en todos los lados. No es el mismo arma, pero no puedo decir si es el mismo autor».

Por su parte Antonio Pineda, cuidador voluntario de la colonia felina y acompañante de Silvestre durante el trance, explicó que en la zona hay «un grupo de amigos supervisando las colonias de gatos» para garantizar su buen estado sanitario y que se conviertan en aliados de los humanos, especialmente en un barrio en el que existen molestias por ratas, ratones y palomas.

«Recibimos una llamada de auxilio de una chica diciendo que había visto a un gato mal, tambaleándose, que no se tenía en pie. Lo llevamos al veterinario y es cuando vio el perdigón». El animal «era un gato muy sano, un macho alfa que llevaba muchos años con nosotros», pero ante la gravedad de las lesiones «no pudimos hacer otra cosa que la eutanasia».

Para las personas que controlan y vigilan a los gatos del Casco Viejo «es una salvajada que no entendemos, hacerle daño a estos animales es lo más cobarde y lo más ruin. Sólo hay que ver el coraje y el sufrimiento de la gente que se está enterando y que no entiende este tipo de actos. Podía haberle pasado a un viandante».

Por ello «queremos alertar para que no vuelvan a ocurrir estos hechos, y si alguien tiene información que lo comente para poner la denuncia». De hecho el gato asesinado no tenía nombre, pero fue bautizado como Silvestre antes de morir para poder inscribirlo en los correspondientes documentos y facilitar así una posible denuncia.

Pineda apuntó que se trata de «gatos que ya han nacido aquí» y que aunque no son domésticos, con el adecuado control y vigilancia higiénico¬sanitaria «nos libran de especies como las ratas, pero también de otras como palomas y ratones. Ellos mantienen el equilibrio y la convivencia desde hace siglos con el ser humano». De hecho comúnmente se apunta a los gatos como agente de control eficaz frente a enfermedades trasmitidas por los roedores y sus parásitos, como la peste negra.

«Nosotros estamos mirando por mantener la zona limpia y sin enfermedades», explicó Pineda en referencia a la colonia, «pero sabemos que hay gente a favor y en contra». No obstante entiendo que haya gente en contra, pero no que lleguen a este extremo. Eso es afán de asesinar por parte de alguien que no tiene escrúpulos».

Configurados como una suerte de «cuadrilla de limpieza y de concienciación» el planteamiento de este grupo es sencillo. «La mejor solución es preocuparnos de los gatos, llevar un control y dejarlos tranquilos. Ellos nos benefician. Estamos intentando llegar a ese equilibrio porque no molestan a nadie, y que la gente se dé cuenta de que podemos convivir tranquilamente», concluyó.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria