Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

QUINTA ESQUINA

Jorge Jiménez: "Tú cuerpo es herramienta de percusión"

«Un container nos salva de la sordera en educación musical»/«La música de Numancia 2017 es colectiva, coral, muy celta»/«Tiemblo desde que me levanto»/«Un contenedor tiene alma»/«Quizá escuchemos mejor con los ojos»

P. Pérez Soler
10/05/2017

 

A Jorge Jiménez Lafuente (Barcelona, 1974) le sobrevienen con cierta frecuencia resacas emocionales fuertes. No están al alcance de cualquiera y tampoco son excesivamente peligrosas. Sucede así tras varios clímax continuados. Hablamos de contenedores de basura, baquetas, cajas no todas de resonancia... Hablamos de vida y música, dice él.

Pregunta.- ¿De qué nos salva un container?

Respuesta.- Nos salva de caer en la sordera de la educación musical. Un container es un objeto sonoro y una herramienta muy poderosa a la hora de educar en música.

P.- The Rolling Containers. ¿Por qué suena mejor en inglés?

R.- El nombre fue puesto por una alumna. Intento que mis alumnos lleven el trabajo y sean ellos los generadores de ideas. Cada año el proyecto tiene un nombre y son los alumnos los que le dan ese nombre.

P.- ¿Y en tierra castellana?

R.- Soy muy defensor de las tradiciones. De hecho, pienso que debería haber más confianza en los castellanos que formamos región. El nivel de autoestima es un poco bajo.

P.- Su música de tradicional, nada.

R.- Los objetos sonoros empezaron en las cocinas de los pueblos y con los aperos de labranza. Es un poco el principio de todo. Las fuentes inspiradoras están en la tradición, por mucho plástico, metacrilato o pvc que emplee el siglo XXI.

P.- ¿Dónde está su principio?

R.- En formar y hacer libres a mis alumnos. (¿Lo es usted?). Síííí. Rotundamente.

P.- Póngale música instrumental a Numancia 2017 y atrévase a decir que es una cacerola.

R.- La música sería muy hipnótica. Numancia tiene mucha fuerza. Es un punto geodésico muy sonoro, muy poderoso. Sería algo muy colectivo, muy coral, muy celta...

P.- ¿Cuándo pierde las palabras?

R.- Las palabras son un lenguaje hablado pero hay más. El corporal, el visual... Me interesan mucho ese tipo de lenguaje no verbales.

P.- ¿Qué sentimientos complejos transmite su música?

R.- Lo complejo a veces es transmitir lo sencillo con profesionalidad, con comunicación. Es cierto que nos complicamos mucho la vida, pero hacer fácil lo difícil es complicado.

P.- Su máxima aspiración...

R.- Ser feliz y compartirlo con los que me rodean, sin duda. Me gustaría tocar más. Toco poco...

P.- Tocar.

R.- Tocar muchos palos, libros, instrumentos musicales, otras músicas del mundo. El verbo es tan amplio con el chiclé...

P.- ¿Cómo es la memoria secreta de un contenedor?

R.- Aunque no lo parezca un contenedor tiene alma. En interiores, en exteriores y en plástico nos transmite muchas sonoridades que son vibraciones de tu cuerpo y de tu mente. Cuando estas vibraciones se sienten en grupo y lo haces en un concierto público es algo poderoso. Algo muy especial. Sobre todo porque en ese momento es cuando la imaginación del que escucha empieza a volar. Y a soñar otras cosas más allá del hecho musical en sí.

P.- ¿Qué luz dan sus conciertos?

R.- Dan luz para hablar, para soñar, para imaginar, para seguir creciendo, para compartir experiencias sociales, para ponerles una sonrisa a diversidad de personas.

P.- La innovación pasa por los cuerpos ¿ha probado con ellos?

R.- Claro que sí... Amo la llamada bodymusic. Todo tu cuerpo es la principal herramienta de percusión. Esto es muy claro. Desde que uno nace empezamos a respirar, el corazón empieza a latir y es la primera percusión. Y eso nos acompaña hasta que morimos. Para mí, junto con el canto y la voz, la fundamental de la música es la percusión corporal. Todo esto de los objetos sonoros, viene por especializarme con profesores internacionales en bodymusic.

P.- ¿Cómo le escucho mejor?

R.- Quizá con los ojos más que con los oídos. Son más transmisores de los sentimientos del alma.

P.- Dígame cuál es la terapia a la que más recurre.

R.- Tengo varias, la siesta, que es la mejor terapia, y me gustan mucho los pies en agua caliente con sal. A la hora de concentrarte y relajarte cualquiera.

P.- ¿Lo último en lo que ha experimentado?

R.- Un taller brutal con 15 alumnos y contenedores de 240 litros, acompañado de 300 profesores de toda España, con 300 minicontenedores de escritorio.

P.- ¿Esto es música u otra cosa?

R.- La educación musical es más allá que todo eso. Intento hacer vida, sonrisa, emoción, inteligencia...

P.- ¿Cuándo le hace temblar la música?

R.- Tiemblo desde que me levanto. Y a veces desde que estoy durmiendo. No puedo dejar de hacer percusiones.

P.- ¿Para qué la música?

R.- Para seguir educando a mis alumnos, para compartirla con más profesores. Y para estrechar lazos y tejer redes de la educación musical en España. Tanto de forma presencial como en redes. Educación musical como forma de cambiar un país y como forma de evitar la sordera de los políticos que no escuchan y que no defienden la música como asignatura troncal.

P.- Debajo de sus containers subsiste...

R.- Debajo hay muchas horas de trabajo. Muchos años.

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria