Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TRIBUNALES

Rebajan en año y medio la pena de cárcel para el conductor que arrolló a la triatleta

La Audiencia acepta parcialmente el recurso de la defensa y absuelve al acusado de los delitos de conducción temeraria y lesiones por imprudencia grave / La condena se fija en un año de prisión por homicidio imprudente


04/02/2015

 

La Audiencia Provincial de Soria ha rebajado a un año de cárcel la pena para el conductor que atropelló a la triatleta María García Rubio en agosto de 2013 –causándole la muerte–, frente a los dos años y seis meses que recogía la sentencia en primera instancia.

El fallo dictado por este órgano judicial el 2 de febrero, al que ha tenido acceso este periódico, revoca parcialmente la sentencia inicial que dictó elJuzgado de lo Penal en octubre de 2014, estimando así en parte el recurso de apelación interpuesto por la defensa.

La resolución de la Audiencia Provincial condena a Juan AntonioGarcía Molina, el conductor del vehículo que causó la muerte de la joven deportista soriana, como autor de un delito de homicidio imprudente a la pena de un año de cárcel, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo por igual periodo y privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores durante un año y seis meses.

La sentencia absuelve a García Molina de los delitos de conducción temeraria y lesiones por imprudencia grave por los que venía siendo acusado, con todos los pronunciamientos favorables, condenándole al pago de un tercio de las costas del procedimiento de instancia incluidas las de la acusación particular y declarando de oficio las costas de estas alzada.

Así, la pena de cárcel para el conductor cambia de dos años y medio a sólo un año, mientras que la privación del derecho a conducir vehículos pasa de tres años y medio a un año y medio.

Acepta parcialmente
La Audiencia acepta parcialmente el recurso de la defensa, mientras desestima el que presentó la acusación con la parcial adhesión de la Fiscalía.Recurso por el que solicitaban la elevación de las penas impuestas en la sentencia apelada: la acusación pedía para el acusado cuatro años de cárcel y seis años de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores, mientras que el Ministerio Público solicitaba tres años de cárcel y cinco de privación del derecho a conducir vehículos.

La Sala absuelve a García Molina del delito de conducción temeraria porque «no consta que llevara una velocidad excesiva» en ese tramo de vía ni lo hiciera de forma «inadecuada», ya que previamente al atropello mortal adelantó «correctamente» a otro vehículo.

También añade que no superó el máximo legal de miligramos de alcohol por litro de aire espirado –se quedó en 0,20 miligramos frente al límite permitido que se sitúa en 25– y que cometió «una infracción puntual» de tráfico, sin tener «una conducta infractora continuada en el tiempo», como exige este tipo penal.

«La causa principal del accidente fue una distracción momentánea del conductor, que en absoluto puede considerarse continuada en el tiempo ni por supuesto dolosa», argumenta la Sala.

También le absuelve del delito de lesiones por imprudencia grave porque, entre otros motivos, la sentencia apelante dictada por el Juzgado lo Penal en octubre no recoge que la compañera ciclista de María García Rubio, que no falleció tras el accidente, sufriera lesiones psíquicas. De hecho, la sentencia de primera instancia del Juzgado de lo Penal no condenó al conductor por este delito, sino por conducción temeraria y homicidio imprudente.

La Sala sí considera que los hechos que se juzgan son constitutivos de un delito de homicidio imprudente porque la triatleta, menor de edad cuando se produjo el suceso, falleció en un accidente que se produjo en una recta de gran visibilidad, en horas diurnas y con buen tiempo. Y también después de que el conductor viera a las ciclistas con antelación y tuviera «una distracción momentánea que supuso la invasión del arcén precisamente cuando estaban a pocos metros de las ciclistas, atropellando a María García Rubio y causando el luctuoso suceso».
Contra la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Soria no cabe recurso ordinario alguno, según se recoge en la misma.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria