Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

THINKING EUROPE

Stefano Bonaccini: «Hace falta una Europa más atenta a las personas que a las finanzas»

Trabajar de forma aislada desde los municipios o países «no es una estrategia ganadora»

ANTONIO CARRILLO
19/01/2018

 

El presidente del Consejo Europeo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE), Stefano Bonaccini, apostó ayer en el marco de Thinking Europe por construir una Europa más grande, pero sobre todo más unida y más centrada en sus habitantes. «Hace falta una Europa más atenta a las necesidades de las personas y no a las de las finanzas», apuntó el máximo representante de los Ayuntamientos y provincias europeas.

Bonaccini, de hecho, insistió en la idea de que «nos hace falta una Europa que piense menos en el rigor, la burocracia, los centímetros de las medidas de los calabacines y más en la democracia, el empleo, las inversiones en los territorios. Una Europa más cercana a los ciudadanos pero más Europa, no menos Europa».

En pocas palabras, el presidente del CMRE abogó por «una Europa mejor. Sin ella no hubiéramos tenido las condiciones que tenemos en este momento. Por primera vez en la historia llevamos años sin violencia, sin enfrentamientos bélicos entre pueblos. Pueblos que han estado enfrentados han entendido que tienen que colaborar para vivir juntos» en clara alusión al período de paz abierto tras la Segunda Guerra Mundial sólo interrumpido por la guerra de la antigua Yugoslavia.

Por ello lamentó el proceso del Brexit para la escisión del Reino Unido, si bien consideró que a medio plazo se podría recuperar el peso de la Unión. «Desde luego ha sido un varapalo. Hay un problema de valores a nivel político porque se piensa en romper lazos con Europa en lugar de crear oportunidades». Sin embargo «yo creo que en los próximos años, para compensar la salida del Reino Unido, se producirá la entrada de otros países que quieren entrar, que están llamando a la puerta de Europa y a los que habrá que prestar atención».

Además, reflexionó sobre cómo ha variado la percepción de este proceso de separación entre los propios ciudadanos británicos, que votaron a favor del mismo. «Estoy convencido de que si se votara mañana en el Reino Unido probablemente el resultado no sería igual. Porque ese resultado está empezando a plantear preocupación en diversas franjas de población que han votado a favor de la salida del Reino Unido. La causa de este cambio está en que «se está viendo en el Reino Unido el riesgo de quedarse demasiado aislado».

«Por ejemplo la base de datos de la Agencia sobre el Clima Europeo ha sido trasladado a Bolonia (Italia) precisamente por eso», un ejemplo de cómo se pueden perder organismos de trascendencia internacional al dar la espalda a la Unión Europea.

Bonaccini analizó además la crisis de los refugiados sirios y propuso soluciones extensibles a otras situaciones, como la emigración ilegal que intenta entrar en España. El presidente del CMRE mostró sensibilidad hacia la situación de los migrantes, pero consideró que la solidaridad internacional debe empezar en los países de origen de los potenciales desplazados.

«Creo que un país tiene que tener el deber de salvar todas las vidas humanas que pueda pero no tiene el deber de acoger a todo el mundo porque ningún país por sí mismo está capacitado para ello. Italia», su país natal, «en estos años ha hecho mucho. Pero demasiados países se han puesto de lado» ante la situación.

En sus palabras «me gustaría que los países asumieran la responsabilidad de acoger a personas que están huyendo del hambre, de un conflicto bélico, y no van a parar por una declaración de un político» porque los migrantes «están salvando sus vidas».

Como posible solución «tenemos que hacer dos cosas. En primer lugar, ayudar a esos países a instalar condiciones democráticas y de bienestar económico. Europa en los próximos años, o establece colaboración con los países africanos o va a peor. África es nuestro espejo. Cuando a África le vaya bien, a nosotros nos irá bien. Hay que promover iniciativas para sostener esos países», sentenció el máximo responsable del organismo municipal europeo.

«En segundo lugar», prosiguió, «con los problemas de decrecimiento de la población que tenemos en Europa, una parte necesita de estos flujos», algo que sin duda atañe directamente a zonas despobladas como puede ser Soria. «Este dato se tiene integrar. Si se redistribuyeran los flujos (de inmigrantes) que están llegando se podría perfectamente asumir».

En otro orden de cosas, Bonaccini analizó el papel de los municipios en un mundo cada vez más globalizado. Su veredicto fue que son muy necesarios, pero tanto esta organización territorial como la de los propios países debe trabajar de forma global y coordinada para solucionar los problemas.

A su juicio «los municipios tienen un papel fundamental, porque expresan la voluntad de las personas que conviven en los territorios, que han elegido a sus políticos directamente» aupando a representantes públicos «que conocen mejor que cualquier otro su problemática».

Sin embargo «un mismo país tiene que saber que pensar» porque «resolver las cosas por su cuenta en un contexto globalizado puede a corto plazo dar una satisfacción populista, pero a largo plazo no es una estrategia ganadora», apuntó Bonaccini tras su participación e Thinking Europe.

«A largo plazo yo creo que tenemos que luchar para que la alianza por la cohesión mantenga el apoyo que ha recibido a través de la Unión Europea para los municipios y regiones que tanto se han beneficiado de esta alianza». Soria, sin ir más lejos, ha sido perceptora de algunas de estas iniciativas como los fondos Feder, los DUSI o la propia PAC. Como apunte, el alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez, es el vicepresidente del CMRE, y por tanto ha trabajado de forma directa con Stefano Bonaccini.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria