Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SOCIEDAD

El deporte soriano planta cara a la despoblación

La falta de niños en los pueblos, el éxodo adolescente o los interminables desplazamientos por carretera nacional son algunos de los problemas que afronta la familia deportiva en la provincia, que lucha por un futuro hoy en día incierto

Sara I. Belled
10/03/2019

 

En un rincón de Pinares tienen miedo de que un deporte de larga tradición en Soria termine convertido en algo folclórico y en la capital cruzan los dedos cada curso para que la etapa universitaria, que suele coincidir con el éxodo adolescente, no merme tanto sus plantillas que los equipos sénior de algunas disciplinas acaben por ser un auténtico milagro. Desde una frase en la camiseta a una bandera que preside un pabellón, en mitad de la llamada ‘Revuelta de la España Vaciada’, que tiene una cita el domingo 31 en Madrid, la familia deportiva soriana sigue saltando los obstáculos de una carrera en la que quiere ganar a la despoblación.

«Si no hay niños, al final los pueblos se acaban apagando y todas las tradiciones acaban desapareciendo o convirtiéndose en algo anecdótico». Entre Duruelo y Covaleda tienen miedo de que la pelota deje de ser un deporte para convertirse «solo en folclore». Emilio Cabrerizo, presidente del Club Pelota Urbión y delegado provincial de esta disciplina, presenta una realidad conocida y en ciertos casos normalizada que no es por ello menos alarmante.

«El club de pelota está entre dos pueblos de la provincia y se ve todo más acentuado que en la capital. Pinares ha bajado muchísimo y las personas que vivimos ahí nos damos cuenta de que muchos pueblos desaparecerán en pocos años y con ellos van a desaparecer muchas costumbres y parte de la cultura», explica el pelotari. Este año y durante dos cursos el equipo absoluto que compite en el Campeonato de España de segunda división, y que pelea por el ascenso, lleva a modo de brazalete la frase #SoriaQuiereFuturo.

«Es lo que podíamos hacer nosotros», zanja.

PUEBLOS SIN NIÑOS
La falta de niños y niñas en los pueblos o su ausencia total, el éxodo universitario o los desplazamientos interminables por carretera nacional incluso en la propia Región, a falta de mejores infraestructuras, no son solo algunas de las causas y consecuencias de la progresiva despoblación que afecta a esa parte de España que se ha dado a llamar ‘vacía’ o ‘vaciada’ y donde se circunscribe Soria. Entre los múltiples efectos de una realidad que ha sesgado la vida en esta provincia a razón de cerca de 800 personas al año en los últimos ocho (hasta los 88.600) se encuentra la merma de la actividad deportiva.

De los 183 municipios sorianos, con datos del Padrón a 1 de enero de 2018, hay 46 que no tienen ni un solo menor de 19 años empadronado (un 25%). De estos, son 34 los que hace 20 años sí tenían y 17 los que los han perdido en la última década. En total, el descenso ha sido de dos puntos porcentuales, ya que estos sorianos suponían el 18% de la población total en 1998 y son ahora un 16%. Hay excepciones como la de Golmayo, en la diáspora soriana, que ha pasado de 71 menores a 727, o casos como el de Duruelo, que ha perdido en 20 años el 65% de la población de esta franja de edad (de 322 en 1998 a 113 ahora).

«Esto es como cuando se normaliza algo. Llega un momento en el que la gente ya ha asumido lo que hay. Lo hablas con los amigos y recuerdas cuántos éramos antes. Pero los niños, ellos no han visto otra cosa… Tienen asumido que si quieren jugar a la pelota, aquí pueden, pero si quieren hacer gimnasia se tienen que venir a Soria», relata Cabrerizo.

ÉXODO ADOLESCENTE
En la capital, la despoblación muestra una cara diferente. Por un lado, lejos de los grandes núcleos de población y más allá de deportes como el fútbol, es difícil que los más pequeños o los mayores puedan iniciarse en otras disciplinas sin hacer unos cuantos kilómetros entre medias. Por otro lado, en Soria ciudad se han dado importantes pasos, como la creación del primer equipo sénior femenino de fútbol, el San José; del primer club de atletismo también femenino, Las Celtíberas, o de un equipo formado solo por chicas en el Club Hockey Laguna Negra. Son iniciativas que ponen de relieve el auge del deporte femenino, pero que también coinciden con una situación que define bien la realidad poblacional de la provincia: el nacimiento del primer club de baloncesto sénior masculino en una década (al margen del deporte aficionado). El mismo club, el Club Baloncesto Soria, no pudo completar esta empresa para esta misma temporada en el caso de las chicas, ya que al terminar la categoría júnior muchas marcharon a estudiar fuera y no pudieron completar el equipo con otras jóvenes que viniesen a la universidad a Soria. No obstante, siguen en ello y esperan poder competir la próxima temporada.

«Lo que vemos es que la gente joven se tiene que ir para encontrar una oportunidad de estudios o trabajo», explica Ángel Alonso, del Ingenieros de Soria Club de Rugby, que vive este curso un momento complicado con una plantilla, tanto masculina como femenina, muy inferior a la deseable. Cuenta que el rugby es una disciplina que no tiene un gran número de adeptos, pero cada año ven cómo algunos de los pupilos que han estado preparando desde la base terminan yéndose fuera. Y aunque el rugby gana, porque buscarán otros clubes fuera, Soria pierde valores, en este caso deportivos.

HOBBIES PELIGROSOS
«A nosotros nos pasa como a muchos de los equipos de la provincia: que tenemos nuestro hobby y que es peligroso». Daniel González es jugador del Sporting de voleibol, equipo soriano que ha estrenado este año categoría nacional con una nueva equipación en la que destaca el logo de Soria Ya en la manga derecha. «Aunque no somos un equipo de élite, solo con que salgamos en alguna foto y que podamos darle visibilidad, creemos que puede ayudar», advierte sobre este gesto, que no siempre ha movido la curiosidad del rival allá donde han ido, pero que sí ha servido para reivindicar que los sorianos quieren futuro.

El Sporting milita este año en Primera Nacional, la tercera española, y los trayectos que hacía el año pasado en la propia región (que ya requieren sus cientos de kilómetros, miles al final de temporada), se han trasladado a la zona norte, Extremadura y Madrid. «A nosotros la situación en la que está la provincia nos afecta por ejemplo en los desplazamientos, porque quitando a Madrid, que podemos ir por la autovía, si tenemos que ir hacia Burgos, Valladolid, San Sebastián o Bilbao, todo el camino es por carretera». Con un presupuesto ajustado, otra de las realidades del deporte base y aficionado y muchas veces incluso el mal profesionalizado, han de viajar sí o sí conduciendo sus coches por carreteras «muy peligrosas». Sufren con ello que la vertebración de la provincia tiene muchos puntos de mejora. Sigue avanzando a marchas forzadas la A-11 a Valladolid y la A-15 a Navarra está más lejos todavía de ser una realidad.

Ocurre con los mayores, pero también con los pequeños. «Nos ofrecieron jugar el Campeonato de Castilla y León, pero ¿cómo vamos meter a los chavales tres horas en un coche para ir a jugar media hora en Salamanca y volver otras tres horas?», apunta Cabrerizo en el caso de la pelota.

De hecho, no es extraña la circunstancia de que hay varios clubes en la provincia que se ven abocados a jugar en Aragón, como los equipos del Ingenieros de Rugby o el sénior del BM Ágreda, o en La Rioja, como es el caso del CP Urbión, el BM Ágreda o el BM Soria en categorías inferiores.

Con ello, no es extraña tampoco la sensación que transmiten algunos de los deportistas de sentirse ‘en tierra de nadie’ institucional, territorial y deportivamente hablando respecto a la Región y también a nivel nacional.

UN CAMBIO DENTRO
Eso sí, también se repite que el cambio ha de venir desde dentro. «A nosotros nos quedan dos jornadas. Así que los que podamos, iremos. Y creo que todo el mundo debería de ir. Sobre todo la gente joven, porque el futuro es para los que somos más jóvenes», advierte el voleibolista Daniel González. Se refiere a la manifestación que Soria Ya y Teruel Existe han convocado el próximo domingo 31 en Madrid. Ambas plataformas han pedido a los clubes deportivos que se sumen a la cita cambiando las fechas de sus partidos al sábado para así poder acudir a la capital.

Por el momento, y como quedan más de tres semanas, los horarios no están definidos y en las delegaciones consultadas, como la de voleibol, baloncesto o fútbol, no han recibido peticiones para liberar ese domingo. Esto no quita que conforme avancen los días estas se puedan producir.

Los sorianos respondieron una vez a la llamada de Soria Ya en el ámbito deportivo, cuando el estadio de Los Pajaritos vibró al unísono en el partido de Copa del Rey entre el Numancia y el Real Madrid. Ahora quieren trasladar ese grito a las calles de una ciudad en la que cada dos fines de semana se llena un estadio, el Santiago Bernabéu, en el que cabría la provincia entera.

Algunos, como el equipo sénior del CP Urbión, no podrán viajar a Madrid. En este caso porque esperan estar jugando ese domingo la final para subir a la máxima categoría de pelota mano, donde compiten siendo el club más pequeño por población. Otros, como el Ingenieros de Soria, piensan incluso en la posibilidad de organizar un viaje.

De un modo u otro la familia deportiva soriana no es ajena a la realidad de la provincia y han sido muchos los guiños de clubes, jugadores o aficionados a título personal. En las instalaciones del Club Deportivo Numancia en Los Pajaritos, colgado de las gradas del pabellón del mismo nombre, en diferentes terrenos de juego de la provincia, acompañando al Balonmano Soria o estampado en la camiseta del Sporting. El logo de Soria Ya, como la frase que porta el Urbión en sus camisetas, recuerda o enseña a locales y visitantes la situación de una provincia que intenta sortear los obstáculos que aparecen en la carrera para ganar a la despoblación. Uno de los objetivos es que esos niños que se van haciendo mayores encuentren sus oportunidades en Soria, también deportivas.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria