Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ATLETISMO

A Róterdam sobre ruedas

El soriano Daniel Mateo se enfrenta este domingo a su primera maratón tras 13 semanas de preparación específica y con el objetivo de hacer la mínima para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, 2h11:30

Sara I. Belled
05/04/2019

 

Si hay algo que destaca al hablar con Daniel Mateo antes de su estreno en la maratón de Róterdam (Holanda) este domingo, además de las ganas, es la sensación de que llevaba esperando esta oportunidad mucho tiempo. «El momento era ahora», advierte el soriano, para quien los 12 kilómetros que siguen al número 30 son toda una incógnita. Ese es, de hecho, el único «miedo» de un atleta que huye de las comparaciones y de lo extraordinario y que a cuatro días de intentar la mínima para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (2h11:30) se aferra al positivismo: «¿Y por qué no va a ir bien?».

Ha cumplido 84 días de entrenamiento, 148 sesiones, 2.101 kilómetros y el domingo cerrará 13 semanas de preparación que han salido «perfectas», sobre ruedas, se podría decir. De hecho, a rueda de Enrique Pascual Oliva uno cortaba el viento y el otro aprovechaba un rebufo que le ha dejado «fino, fino». Nada raro teniendo en cuenta que ha llegado a realizar tres semanas seguidas por encima de 200 kilómetros por semana. Incluso ha llegado a los 220. «El que entiende es Enrique, yo voy a ojos cerrados a lo que me diga», asegura el atleta, que se muestra liviano: «Creo que eso es también una de las cosas que me ha beneficiado mucho, que no tiene ninguna duda, voy a seguro con él, le veo ilusionado, con ganas, me transmite una tranquilidad… Y este plan de entrenamiento es jodido, pero de esta forma todo eso son cargas que te quitas».

Esta carrera de Daniel Mateo, que será la más larga para el adnamantino, es también la de su círculo más cercano, compañeros como Pablo Pérez o Álvaro Ortega que estas semanas le han acompañado en la pista de Los Pajaritos o en el circuito de seis kilómetros de asfalto que se forma en torno a Valonsadero. «Llueva, nieve o lo que sea están en la pista, ves que no les importa sacrificar su entrenamiento por hacer lo tuyo y te ponen en circunstancia, cuando estás bien y cuando estás mal», destaca el atleta. Dani pasó una temporada mala el curso pasado con una lesión y no lo duda ni un momento: «Si no llega a ser por esto, no hubiera corrido».

Mateo corrió, aunque, no lo sabía entonces, lo hizo en cierto modo despidiéndose. «Estábamos un poco como que no avanzábamos en la pista», explica. El fondista soriano por excelencia de la última década, siete veces internacional entre la pista y el cross, hizo un duodécimo puesto en el 10.000 del Europeo de Berlín del año pasado y una séptima plaza en el de Ámsterdam de 2016. No ha conseguido meterse en estos años en los Mundiales. «He estado ahí delante, pero queríamos un poco más, queríamos probar otra cosa», reitera.

Necesitaba un cambio de marcha o, en este caso, de distancia. «Hacer maratón es un proceso de años y una evolución a nivel deportivo. Yo siempre me he enfocado a las largas distancias que suponíamos o esperábamos que acabaran con la maratón y afortunadamente ha llegado el momento. Porque sí que llevaba años atrás con la idea de hacerlo y habíamos visto la posibilidad, pero es algo que no se podía precipitar». Desde luego, dice, «no te vas a poner a correr maratones con 25 años». Aunque por cómo lo dice da la sensación de que a sus 29 llevaba ya varios años esperando este momento.

Este momento llegó al inicio de la pretemporada, en verano. «Valoramos correr Sevilla, tanto por ser en España como porque este año había que correr por Abel y Fermín, o Róterdam». Al final fue la segunda, una maratón a nivel del mar y prácticamente llana. «Si hay carrera, iremos más rápidos y si no más lentos», destaca el atleta, que va no solo a por la mínima de los Juegos Olímpicos, ese 2h11:30 que ha bajado cinco minutos y medio desde Río 2016, sino a por la del Mundial de Doha de este mismo año, que está en 2h12:15.

Para ello, Pascual Oliva preparó un plan de trabajo que ha salido «a la perfección» y en el que la distancia más larga que ha corrido el atleta del Añares Rioja ha sido de 33 kilómetros en 2h10 y de 25 «muy fuerte». Esa distancia que resta hasta los 42,195 kilómetros es «la mayor duda». No obstante, Mateo es consciente de que ha estado entrenando a 1.100 metros con unas condiciones que no son las idóneas y que van a distar de lo que se encuentre en Holanda, en cuando al descanso, la motivación, el clima. «A ver lo que hay a partir del 33», dice.

Se muestra confiado en el entrenamiento previo, que no solo abarca esas 13 semanas centrado en la maratón, sino que suma otras 20, desde agosto y hasta principios de enero, una vez pasado el último Europeo de Cross que se celebró en Tilburg y que terminó en decimosexta posición.

«¿Qué es lo peor que puede pasar? Que haga un huracán», bromea. Su objetivo es correr en 2h10 (unos 3:04 el kilómetro), pero esta no es una ciencia exacta y los factores en juego son muchos. «Si no hay atletas a 2h10 y los hay a 2h09, pues me tendré que fastidiar y arriesgarme un poco. Si hay a 2h12, pues intentaré al final aplicarme», explica. Todo dependerá también de las liebres. Y aunque asegura que no ha mirado mucho los atletas que se encontrará en la línea de salida (son 17.000 en total), los africanos marcarán el ritmo con marcas por debajo del 2h08. También estará el actual campeón de Europa, el belga Koen Naert, que correrá su octava maratón con una marca de 2:09:51.

Por su parte, el adnamantino cuenta con el bagaje del 1h03:52 que hizo en la media de Barcelona y no esconde en este sentido que al ser su primera maratón andan «un poco perdidos», él y Enrique, pero destaca que su objetivo son los Juegos Olímpicos y que corre con esa ilusión: «Para eso he dejado la pista, porque para ir a los Europeos me quedo en la pista que es mucho más fácil».

Mateo viaja hoy mismo a Madrid y mañana pondrá rumbo a Róterdam, donde el domingo la maratón empezará a las 10.00 horas en un día que por el momento se espera soleado con algunas nubes y con 10 grados a la hora de salir.

A Róterdam va también sin presión. Enrique fue el entrenador del maratoniano Abel Antón y es imposible no caer en una comparación que a Mateo no le preocupa: «No corro para demostrar nada a nadie, corro porque yo soy feliz, porque me gusta, porque me da de comer y porque es mi vida». Ciertamente, esa época del doble campeón del mundo «eran otros tiempos, era otro atletismo», a las puertas de una hegemonía africana que lleva ahora el ritmo.

Así, ese 2h07:57 de Londres en 1997 ahora quedaría también arriba, pero lejos de los primeros puestos. Y Dani sabe que es difícil, pero también es consciente de que ese precedente ilusiona a los sorianos. Él vive este cambio con naturalidad: «No hay que buscar cosas extraordinarias, solo que estoy contento y motivado. Y lo suyo es que me salga, pero si no me sale habrá que seguir».

ENRIQUE PASCUAL OLIVA: "Me quedo con la cabeza de Daniel"
«De esta aventura yo me quedo con la cabeza de Daniel sobre todo», asegura Enrique Pascual Oliva, entrenador. «Está muy motivado, muy positivo, tiene muchas ganas y ha sido fácil llevarlo. Ha ido cumpliendo con todos los ritmos, ha ido haciendo todo muy bien y creo que llegamos en un buen momento», explica. Solo falta, añade, «que eso se refrende con la marca del maratón».

Pascual Oliva no es novato en la distancia y los galones se notan: «Estos cambios yo los he vivido ya y para mí no resulta nuevo. Sé que cuando uno está centrado en una prueba como el 5.000 o 10.000 y da un salto a una aventura totalmente diferente es un salto estimulante para todos».

Aunque en esta «aventura» las circunstancias son diferentes: «En un 10.000 sabes lo que puedes hacer, tienes los ritmos entrenados, pero en una maratón te puede pasar de todo».

Buen conocedor del atletismo actual y pasado, advierte que «el momento de Daniel no tiene nada que ver» con el de Abel Antón. «En aquella época nosotros veíamos claro que era el sitio donde se podía brillar, porque los atletas africanos eran muy anárquicos y para la maratón necesitas un entrenamiento mas sistemático que ellos no tenían entonces». Hoy en día las circunstancias han cambiado y «ahora es muy difícil pelearte con ellos. Están a años luz de nosotros».

El objetivo de la maratón en este caso es «luchar contra nosotros mismos, no tanto con los demás». En un Campeonato de Europa o del Mundo prima la competición, pero en este caso «se trata de aprovecharse de la organización de la carrera, de que haya otros a tu ritmo y poder apoyarte en ellos para conseguir tus objetivos».

Consciente de que la maratón no deja muchas oportunidades, apenas una ahora y otra en otoño, se muestra muy positivo.

No tanto con su nueva faceta como ciclista, ya que a pesar de haber alcanzado un buen número de kilómetros a pedales junto a su pupilo a razón de 20 kilómetros/hora, es reticente a cambiar de disciplina

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria