Heraldo-Diario de Soria

Sociedad

“Me acuesto tarde y me levanto temprano, pensando en cómo hacer para que esto siga creciendo”

Hace dos años, Cristina García Gallardo creó Resinart, una línea de bisutería de elaboración propia con sello soriano cuyos productos llegan ya a toda España. La combinación perfecta entre la resina y las flores silvestres han logrado un producto con bastante éxito

Cristina García Gallardo.

Cristina García Gallardo.R. FERNÁNDEZ

Publicado por
Raquel Fernández
Soria

Creado:

Actualizado:

En:

Su nombre es Cristina García Gallardo y a sus 23 años conoce muy bien el esfuerzo que requiere emprender un negocio, pero también la satisfacción del éxito cuando lo que haces llega al corazón de la gente. Y es que esta joven soriana es la creadora de Resinart, una línea de bisutería de autor que nació hace dos años y que en la actualidad consigue vender sus productos, -fabricados con resina y flores naturales-, a toda España, pensando ya además en la posibilidad de traspasar fronteras a otros países de Europa.

Cristina ha sido siempre una apasionada de las piezas de bisutería, pero no se imaginaba que serían las que sacarían de ella su lado más creativo y original. 

Estudió Administración y Dirección de Empresas y nada más acabar la carrera, encontró trabajo en el departamento de contabilidad de una asesoría, donde actualmente sigue trabajando, algo que además compagina con un máster online.

“Por si estudiar y trabajar a la vez fuera poco, emprendí mi empresa Resinart de manera complementaria, aunque cada vez me quita más tiempo ya que mi cartera de clientes cada vez es mayor”, explica Cristina, “se me ocurrió hacer mis propios complementos, pero tenía que buscar el material idóneo para ello. Después de probar con varios materiales, el que más me convenció fue la resina acrílica, por su versatilidad, entre otras cuestiones. Tras semanas elaborando pendientes, utilizando el método ‘prueba-error’, había conseguido crear mi propia pieza de bisutería”, añade.

La combinación perfecta llegó con las flores naturales, creando pendientes, collares, anillos y todo tipo de complementos que llaman la atención. “La resina es de naturaleza transparente, así que tenía que encontrar ‘el relleno’ de mis creaciones, y es aquí, donde comencé a introducir flores naturales de diferentes tipos y colores. Y la verdad, fue todo un éxito. De hecho, creo que lo que más llama la atención de mis piezas, son las flores naturales.”

Una de las cuestiones que más llaman la atención de este emprendimiento son los encargos personalizados: "La gente me ha pedido cosas un tanto raras, pero a la vez muy bonitas por el significado que tienen. Entre estos encargos cada vez más demandados, se encuentran las piezas de bisutería con leche materna o con cenizas de difunto”, añade la artista.

Confiesa que jamás hubiera imaginado tener su propia línea de bisutería, “y mucho menos, que después de dos años, siga funcionando… Pero eso sí, nadie, absolutamente nadie, me ha regalado nada. Y digo esto, porque a día de hoy es muy difícil emprender, y, sobre todo, empezar desde cero un negocio”, manifiesta Cristina.

Asegura esta joven soriana que detrás de este proyecto “hay mucho trabajo, porque todo el proceso lo realizo yo de forma artesanal. Desde la elaboración de los complementos, hasta el reparto de estos, pasando por la creación de contenido en redes sociales, el mantenimiento de la página web… La verdad es que ‘Resinart Complementos’ es para mí una fuente de motivación. Es el motivo por el que me acuesto tarde, y me levanto temprano, pensando en cómo mejorar y cómo hacer para conseguir que esto siga creciendo”, confiesa, apuntando que cuando elabora las piezas vive un momento en el que deja de lado todo lo demás “y mi cabeza se centra en crear algo bonito y original”.

tracking