Heraldo-Diario de Soria

Cuatro accidentes y seis heridos por placas de hielo en Castilla y León

La lluvia engelante y las nieblas heladas complicaron el estado de la calzada este miércoles en las provincias de Burgos, Palencia y Ávila

Una placa de hielo provoca un accidente múltiple en la autovía A-67 a su paso por Aguilar de Campoo (Palencia).

Una placa de hielo provoca un accidente múltiple en la autovía A-67 a su paso por Aguilar de Campoo (Palencia).ICAL

Publicado por
Redacción
Soria

Creado:

Actualizado:

Cuatro accidentes de tráfico y seis heridos. El balance de los sucesos por placas de hielo este miércoles en Castilla y León ha sido cuantioso e invita a extremar la precaución al volante, especialmente en situaciones de frío intenso, lluvia y con niebla que puede cristalizar y dejar la calzada resbaladiza.

La presencia de placas de hielo y la acción de “lluvia engelante y nieblas heladas” en la carretera provocaron a lo largo de la mañana cuatro accidentes en diferentes puntos kilométricos de la A-231, en las provincias de Burgos y Palencia, en la A-67, a la altura de la localidad palentina de Aguilar de Campoo, y en la A-50 y su confluencia con la AV-20, en Ávila, según la información facilitada por la Delegación de Gobierno y el Servicio de Emergencias 1-1-2 y recogida por Ical.

En primer lugar, una “gran plancha de hielo” provocó primera hora un accidente múltiple, en el que se vieron implicados entre 12 ó 13 vehículos, a la salida del túnel del kilómetro 90 de la Autovía de la Meseta (A-67), en Aguilar de Campoo. El siniestro, que dejó dos heridos leves, se registró a las 05.18 horas en dirección Santander.

Tras el accidente, se produjeron otros sucesivos, por lo que complicaron la circulación por la zona. Antes de ser reabierta al tráfico la autovía, el tráfico se desvió por la N-611. La Guardia Civil se dirigió a la zona desde el momento en el que se produjo el primer siniestro para colaborar en el punto hasta la retirada de los vehículos siniestrados. Además entre los vehículos accidentados, se vio implicado uno de la Agrupación de Tráfico del instituto armado.

Ante este accidente, el delegado de Gobierno, Nicanor Sen, afirmó que desde la demarcación de carreteras se llevaban a cabo los “mantenimientos correctivos” ante la fuerte bajada de temperaturas y se había procedido a echar los correspondientes fundentes. Aun así, señaló que una lluvia engelante está detrás de la gran placa de hielo que provocó la colisión múltiple en la A-67.

Además, se necesitó cortar completamente, durante unos minutos, la A-231 en sentido León para poder retirar un camión volcado, a su paso por San Mamés de Campos (Palencia). El vehículo articulado volcó a primera hora de la mañana a la altura del kilómetro 90,300 y el siniestro provocó el corte del carril derecho de la carretera provocando retenciones.

Según confirmaron fuentes del Servicio de Emergencias 1-1-2, el accidente, que ocurrió a las 08.50 horas, pudo estar provocado por una placa de hielo sobre la carretera, aunque el conductor del camión resultó ileso y no necesitó de atención sanitaria.

También en Burgos y Ávila

Por otro lado, tres varones de 47, 35 y 29 años, y una mujer de 49 fueron trasladados este miércoles al Hospital Universitario de Burgos (HUBU) tras la colisión múltiple que tuvo lugar en el kilómetro 157 de la Autovía del Camino de Santiago (A-231), a la altura de Villalbilla de Burgos (Burgos), según informaron fuentes del 1-1-2 de Castilla y León.

A las 05.03 horas la Sala de Operaciones recibió un aviso por la salida de vía de un camión que chocó contra el guardarraíl de un paso elevado, en el kilómetro 157 de la citada autovía para, a continuación, colisionar contra otros dos camiones y dos furgonetas. Según informaron en su momento, el accidente había causado en principio heridas a una persona, aunque finalmente fueron cuatro las personas trasladadas al hospital.

Además, se requirió la intervención de los bomberos para controlar un derrame de combustible del depósito de uno de los camiones accidentados. Tras recibir el aviso, el centro de emergencias dio aviso de este accidente a la Guardia Civil (Tráfico) de Burgos, a los Bomberos de Burgos y al centro coordinador de urgencias de Emergencias Sanitarias-Sacyl, desde el que se envió una ambulancia de soporte vital básico, a la que más tarde se unió una segunda, tras confirmarse en el lugar que eran cuatro las personas heridas.

El accidente obligó a desviar el tráfico por la carretera N-120 desde el kilómetro 152, según informaron a Ical fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla y León. A mediodía, según informaba la Dirección General de Tráfico (DGT) continuaban las retenciones en el túnel de la carretera A-231 desde el kilómetro 157 en Villalbilla de Burgos al kilómetro 155 en Tardajos (Burgos), sentido decreciente.

En el caso de Ávila, la DGT informó de una colisión múltiple, en torno a las 08.30 horas, en la unión de la A-50 con la AV-20, a la altura de la localidad de Urraca-Miguel, desde el kilometro 4,8, donde diversos turismos y varios camiones se vieron afectados, aunque sin lamentar daños personales, lo que obligó al corte total de la vía.

Según Nicanor Sen, la provincia abulense se ha visto afectada por una “niebla helada poco habitual”, por lo que las carreteras afectadas habían sido tratadas con la sal sólida humidificada con salmuera, añadió.

Extremar la prudencia

El delegado de Gobierno, Nicanor Sen, pidió prudencia al volante ante los sucesos ocurridos durante la jornada de este miércoles ante una época invernal marcada por fenómenos meteorológicos repentinos, así como nieblas, temperaturas gélidas o nevadas.

Trasladó que desde Protección Civil se tiene todo preparado para activar el Plan de Vialidad Invernal en cuanto aparezcan las primeras nieves para garantizar como es lógico la seguridad de las carreteras. Por otra parte, a pesar de que se están llevando a cabo todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de las carreteras, recalcó la necesidad de apelar a la precaución de los conductores.

tracking