Heraldo-Diario de Soria

Visitamos una misa ortodoxa en el Mirón [Fotos]

Publicado por
Redacción
Soria

Creado:

Actualizado:

La comunidad ortodoxa rumana lleva desde el año 2009 celebrando su culto religioso en la ermita Virgen del Mirón, perteneciente a la parroquia de Santa María la Mayor, gracias a un convenio de cesión de uso que autorizó la Diócesis de Osma-Soria con el Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal y que en la actualidad sigue vigente. Es una de las comunidades más extendidas, junto con la musulmana. Pero también hay otras confesiones, como los evangélicos, los adventistas y los testigos de Jehová.

“Al no tener la ermita del Mirón un culto ordinario, se decidió compartirla con la Iglesia ortodoxa”, según explica el delegado de Ecumenismo y Diálogo interreligioso de la Diócesis de Osma-Soria, Daniel Madrid, ya que la Diócesis sólo la utiliza de mayo a octubre, para eventos, principalmente para bodas.

Así, los rumanos ortodoxos se dan cita los domingos en la ermita del Mirón para participar en la celebración de la misa desde las 10.30 hasta las 12.00 horas aproximadamente. El convenio, firmado el 28 de septiembre de 2009 en la Casa diocesana de Soria y que se renueva cada dos años, fue “fruto del significativo aumento del número de rumanos ortodoxos que habitan en Soria, así como del deseo de ambas Iglesias hermanas para ayudar a los fieles rumanos a vivir la fe en espíritu de fraterna colaboración, dando testimonio de Cristo”, añade Madrid. Un contacto que se mantenía de manera habitual con ésta y otras confesiones, pero que se perdió con la pandemia y ahora se está empezando a retomar.

Daniel Madrid constata que lo que persigue el Ecumenismo es la unidad. “Tiene un siglo de existencia y llama a la unidad de los cristianos”, recuerda, como ya se celebra la semana de la Fe. “Fundamentalmente nuestro trabajo es el diálogo interreligioso”, el trabajo activo de buscar puntos en común y unificar la división dentro del propio cristianismo.

Cree que la sociedad soriana sufre a todos los efectos el problema de la despoblación y además una población muy envejecida. De hecho, constata que en la Diócesis de Osma-Soria hay más de 500 parroquias, aunque en buena parte de ellas no se celebra culto de forma habitual porque las localidades están despobladas, y apenas cuenta con menos de 60 sacerdotes en activo, que tienen el apoyo de otros 30 jubilados.

En relación con la gente joven, ve que está muy condicionada por la carencia religiosa: “Hay una secularización muy patente de la sociedad que hace limitar cada vez más la creencia religiosa, para que se lleve a lo particular o en los lugares de culto”. 

En este sentido, insiste en que no tiene que ser algo por lo que la gente se tenga que esconder: “Hay que llamar al respeto mientras no interfiera en la convivencia porque la confesión religiosa no es una ideología”. 

FOTOGRAFO: MARIO TEJEDOR

tracking