Heraldo-Diario de Soria

Centenaria

Ángela Ruiz cumple 100 años en Ágreda

La villa arropa a una de sus vecinas más longevas y que siempre ha residido en la localidad 

Detalle del homenje en Ágreda a Ángela Ruiz.

Detalle del homenje en Ágreda a Ángela Ruiz.HDS

Publicado por
Redacción
Soria

Creado:

Actualizado:

La villa de Ágreda acogió este sábado la celebración del centenario de una de sus vecinas más longevas, Ángela Ruiz Bonilla, que centró los actos en una misa solemne en la basílica de la Virgen de los Milagros, de la que es fiel devota. El acto contó con una homilía celebrada por un sobrino párroco de la centenaria que vino para la ocasión, y de quien es madrina.

Elia Jiménez y Jesús Manuel Alonso acompañan a Ángela Ruiz en la celebración.

Elia Jiménez y Jesús Manuel Alonso acompañan a Ángela Ruiz en la celebración.HDS

Ángela estuvo acompañada de su familia, vecinos y amigos. Por parte de la Diputación provincial, asistió la diputada, Elia Jiménez, quién le hizo entrega de una placa conmemorativa y del pergamino con el acta de su nacimiento, y por parte del ayuntamiento estuvo presente el alcalde y diputado provincial, Jesús Manuel Alonso, que le trasladó la felicitación de todos los vecinos y le hizo entrega de un ramo de flores en nombre de toda la corporación.

Ángela Ruiz Bonilla nació en la calle Arco de la Villa de Agreda un 5 de agosto de 1923. Hija de Toribio Ruiz Pelarda y María Bonilla Aban, ha vivido en la villa toda su vida, primero en la casa donde nació, después en la casa que sus padres compraron enfrente de la Iglesia de la Peña y cuando se casó, en el barrio del Caramenchón y en la calle Cigarral.

Ha sido ama de casa y también ayudaba a su marido en las labores del campo. Los padres de Ángela tuvieron cinco hijos: Juanito, Paca, Angelita, nuestra centenaria y la única que vive, y los pequeños Carmen y Carmelo, que eran mellizos.

Se casó con Tomás Ruiz Mayor, vecino de Agreda. Juntos trabajaban el campo y también se dedicaban al cuidado de los animales que poseían.

Su afición era trabajar mucho y disfrutar cuando se podía. Ángela es una mujer muy religiosa a la que le gustaba acudir a la Parroquia de San Miguel, que era a la que pertenecía y, también, a la Iglesia de la Peña. La devoción que tiene a la Virgen de los Milagros, su Patrona, es muy grande y a ella le reza todas las noches.

Tuvo tres hijos, Mari Carmen, Pili y Tomas, el pequeño, que falleció en 2007. Actualmente vive con sus hijas, temporadas en Madrid y, otras, en Ágreda. El marido de Ángela falleció en 1999, el mismo año que murió su yerno Fernando, marido de su hija mayor.

Ángela es una mujer trabajadora y luchadora; ahorradora y buena administradora. Cariñosa con sus hijos, nietos y bisnietos, su carácter ha sido de una mujer fuerte y emprendedora.

También generosa y amable con su familia y los vecinos de su pueblo al que tanto quiere. Ese carácter luchador y ese amor a su Villa, quizá sean el secreto de su magnífica longevidad.

Desde la Diputación trasladaron: "¡Muchas felicidades, Ángela, y que cumplas muchos más!".

tracking